UNA VIDA MÁS LARGA LLENA DE OPORTUNIDADES.
MAYORES

El cambio de Gobierno ha venido marcado, afortunadamente, por el compromiso del Presidente Zapatero de presentar – y aprobar - la Ley de Autonomía Personal y Dependencia. Esto, va a suponer una mejoría importantísima en la situación de todos aquellos mayores que sufren problemas de dependencia y que en este momento son cuidados por mujeres de su propia familia en un 84% de los casos.
Aún cuando es muy difícil contar con datos exactos al respecto, en muchos aspectos sabemos que la situación de los mayores se caracteriza fundamentalmente por la desigualdad y – en algunos casos - la precariedad de recursos.
Queremos adquirir con los mayores compromisos que se centren en reducir las desigualdades, mejorar la situación económica dentro de nuestras posibilidades y aumentar la participación, procurándoles: independencia, participación, cuidados, autorrealización y dignidad.
Estos principios se conjugan con lo que la OMS denomina envejecimiento activo, refiriéndose a un proceso cuyo objetivo es, “una vida más larga acompañada de oportunidades continuas de salud, participación y seguridad”. Actualizaremos, pondremos en marcha y aprovecharemos al máximo todos los sistemas, ayudas y programas de protección social pública y de derecho que la nueva Ley está poniendo al alcance de los Gobiernos Municipales y Autonómicos.
Vamos a enfrentarnos al reto de entender que trabajar por nuestros mayores - y por nuestro futuro como mayores - es un objetivo que necesitamos abordar desde medidas integrales, que incluyan sanidad, servicios sociales, vivienda, transporte, empleo, justicia e incluso desarrollo rural adecuado a ellos. En ese camino existen diferentes grados y formas de necesidad teniendo en cuenta el grado de salud, el margen de edad, las posibilidades económicas y otros supuestos. En cualquier caso, dividiremos en dos fases, entre las cuales habría opciones intermedias. Por un lado medidas preventivas, de seguridad, ocio y actividad y por otro medidas de ayuda y cuidado personal.- Generar – en diálogo directo con ellos - órganos públicos (Consejo de Mayores, apoyo al asociacionismo, etc.) de comunicación y consulta o adecuar e impulsar los que hubiere, para hacerles participes en la toma general de todas aquellas decisiones que les atañen. Elaborar conjuntamente estudios que daten la realidad concreta de los distintos problemas y necesidades, según márgenes de edad, salud y economía y búsqueda de propuestas adecuadas para paliar y resolver. Crear los mecanismos de recepción de propuestas y mejoras y posibilitar el afán de colaboración y participación activa a todos los niveles y en todos los sentidos. - Mantenimiento y gestión adecuada del Centro de Mayores (reservado a tal efecto). Actividades culturales, creativas, deportivas y de mantenimiento, rehabilitación o de ocio y viaje. Servicios propios de cuidado, belleza personal, comedor, etc., a precios reducidos. Oficina de información y atención o reclamación. Actividades y juegos al aire libre (cuidado de huertos, jardines.../ chito, petanca...). Cursillos y nuevas tecnologías.
- Prevención e inserción, con el objetivo de posibilitar condiciones personales y sociales para la participación en la vida social. Trabajar la prevención desde todos los ámbitos (salud, conocimientos, campañas de educación y concienciación, etc).
- Orientación y asesoramiento social.
- Responsabilidad personal (educar para el cuidado de la propia salud).
- Entornos adecuados y favorables para las personas de edad (que las decisiones saludables sean decisiones fáciles).
- Solidaridad intergeneracional (preparar la vejez, adoptar practicas positivas en todas las etapas).
- Tener en cuenta la feminización del envejecimiento.
- Luchar contra las desigualdades. Posibilitar la suficiencia económica (ayudas puntuales, revisión de baremos sociales, tasas municipales especiales...).
- Provocar cambios de actitud hacia la responsabilidad personal y la participación activa. Formación como herramienta para la mejora de la calidad de vida.- Se gestionará con la CAM – con cargo a los presupuestos destinados por el gobierno para atender los derechos públicos generados por la Ley de Dependencia - la realización de un Centro de Día y una Residencia de Mayores. Profesionales adecuados y suficientes para cubrir todas las necesidades.
- Atención continuada y eficaz a la dependencia y la enfermedad.
- Adecuar los Servicios Sociales para la asistencia de proximidad.
- Apoyo convivencial y ayuda a domicilio. Romper las barreras de la soledad.
- Acogida y/o alojamiento alternativo.
- La búsqueda de la proximidad para el envejecimiento en casa.Dentro de este mapa general de principios nuestras propuestas de acción se articularán siempre alrededor del reforzamiento de lo público (sistemas), enriquecimiento personal y social de los mayores (cultura, suficiencia económica, formación), garantía de transporte y de distribución territorial y prevención.
Nuestra meta es que todos los mayores de Moralzarzal cuenten cerca de ellos y ellas con una puerta abierta de acceso y acompañamiento, para ayudarles a solventar las situaciones de ocio, actividades e ideas, necesidad o precariedad, o cualquiera otra que se les presente.