EL GRUPO MUNICIPAL SOCIALISTA DEFIENDE DE NUEVO, EN EL AYUNTAMIENTO DE MORALZARZAL, LA PARTICIPACIÓN CIUDADANA E INSTA AL EJECUTIVO A UTILIZAR MECANISMOS MÁS DEMOCRÁTICOS EN TODAS LAS ACTIVIDADES MUNICIPALES

El objetivo era impulsar políticas más participativas y transparencia en la gestión municipal, como principio fundamental en el funcionamiento del Ayuntamiento, para que éste fuera mucho más que un simple órgano de decisión sobre gestión de servicios u organización municipal. Por esa razón han presentado varias mociones, que han sido aprobadas por el resto de grupos de la oposición y finalmente rechazadas por el Equipo en el Gobierno del PP. Se solicitaba que fueran constituidas Comisiones para elaborar planes de actuación sobre asuntos de interés público, que afectan directamente al futuro del pueblo y a la vida de la ciudadanía, como por ejemplo podría ser la constitución de la Agenda 21 Local, o un Plan de Calidad de los Servicios Sociales y de Atención a la Discapacidad o la Dependencia, el Plan General de Urbanismo o el Integral de Vivienda, que vendría a resolver la demanda generada por la necesidad que muchas personas tienen de adquirir viviendas más asequibles, o incluso deberían ser para plantear cuestiones sobre las Fiestas Patronales, etc. Así mismo la propuesta incluía la creación de Consejos de Participación de diferentes áreas de interés y uso públicos: cultura, educación, deportes, sanidad, etc. O la creación de la Junta Local de Seguridad, para mejor coordinar los diferentes grupos de seguridad.
Estas entidades se constituirían con todos los partidos políticos, las diferentes asociaciones ciudadanas, agentes sociales, colectivos o entidades relacionadas con los temas, técnicos y vecinos/as interesados en los objetivos de las misma. Y serían órganos de consulta y opinión popular, para adecuar las decisiones de gestión o gobierno más importantes a la necesidades reales, sugerencias o deseos de la mayoría.
Desgraciadamente el Equipo del PP que gobierna en Moralzarzal considera que la mayoría ya se la han dado los vecinos/as en las urnas y que ahora son ellos los que toman las decisiones durante los próximos cuatro años sin más consultas intermedias y no comparten esta forma de gobierno tan participativa que proponían los/as Concejales/as del PSOE.
Por otra parte los socialistas también hacían propuestas de funcionamiento orgánico, referidas a los grupos de la corporación municipal que no forman parte del Ejecutivo en el Gobierno del PP. Denunciaban las poco ventajosas condiciones en las que se ven obligados a desarrollar el legítimo ejercicio democrático de sus funciones y se solicitaba disponer de los medios materiales, personales y de infraestructura mínimos, para llevar a cabo digna y adecuadamente las tareas que impone el cargo. Para justificar el derecho a todo lo que solicitaban se amparaban en lo dispuesto en diferentes artículos del Reglamento de Organización, Funcionamiento y Régimen Jurídico de las Entidades Locales y en la Ley de Bases de Régimen Local. Como, por ejemplo, ha sido insistir en el derecho a disponer de datos, informaciones y antecedentes que les sean necesarios o el uso de los locales de la corporación para celebrar reuniones o sesiones de trabajo con asociaciones y vecinos/as, para la defensa de los intereses colectivos, generales o sectoriales de la población.
Sobre las cuestiones relacionadas con infraestructuras y medios el ejecutivo ha mostrado voluntad de resolver carencias y de cumplir con leyes y reglamentos, pero no de ir más allá de lo obligatorio a la hora de permitir el acceso directo a la información o de aceptar la capacidad del resto de grupos de colaborar o sugerir, en aquellos organismos municipales en los que no se encuentran representados.