LA RESPONSABILIDAD DEL DOBLE GASTO

Bueno pues ya está, la sentencia ya es firme.

La Comunidad de Madrid, como responsable patrimonial, está obligada a abonar 735.000 euros al Ayuntamiento de Moralzarzal como consecuencia de la mala ejecución de las obras realizadas en la avenida de la Salud y la calle Antón.

O sea que la responsabilidad de la mala ejecución de las obras la tenemos que pagar todos, porque todos nosotros somos la Comunidad de Madrid.

Y aquí paz y después gloria.

Nos van a permitir la expresión, estamos alucinando.

En primer lugar, porque no sabemos de ninguna empresa seria en la cual sus trabajadores causen una pérdida de 735.000 euros por hacer mal su trabajo y no tenga consecuencias.

En segundo lugar, porque si bien es cierto que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha fallado estimar el recurso del Ayuntamiento de Moralzarzal, la cuestión de fondo, es decir, el porqué pasó lo que pasó no nos queda nada claro.

Sí, es cierto que en los fundamentos de derecho de la sentencia se hace referencia a que el proyecto que realizó el Ayuntamiento dentro de la primera fase, sufrió una serie de variaciones, una vez se hizo cargo ARPEGIO de la ejecución de las obras. Al parecer los técnicos de ARPEGIO al ponerse a la tarea, detectaron que la forma elegida para colocar los adoquines no era la mejor.

Hasta ahí se puede entender, lo que no entendemos es: ¿si el proyecto fue corregido por qué salió mal igualmente?

La Comunidad de Madrid (ARPEGIO) es claramente la responsable, pues era la encargada de las dos fases restantes, adjudicación y contratación y por otro lado ejecución y dirección facultativa. Pero pocos de nosotros sabemos cuánto nos costó el cambio en los materiales, si se utilizaron más o menos trabajadores para la realización de la obra, si los adoquines de 6 cm tienen el mismo precio que los de 8 cm, si esto fue la causa del estropicio y quiénes fueron finalmente los responsables de esta chapuza.

Independientemente de que los vecinos de Moralzarzal estamos de enhorabuena, pues gracias al actual equipo de gobierno hemos conseguido que nos paguen la nueva obra, se queda un sabor agridulce. Cara de “¿pagafantas?”.

Igual pecamos de pesados, pero viendo quiénes gestionaban en su día el Programa de Inversión Regional de la Comunidad de Madrid (PRISMA), quién dirigía Nuevo Arpegio y quién gobernaba en Moralzarzal, vamos a seguir investigando todas estas cuestiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *